sábado, 21 de noviembre de 2015

PROVINCIA CASTELLON

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el director general de Administraciones Públicas, Antoni Such, exigieron ayer en Vila-real la derogación de la ley 27/2013 de racionalización y sostenibilidad de la administración local que, en opinión del munícipe, “ahoga” a los ayuntamientos y “recorta sus competencias y les dificulta prestar servicios básicos para la ciudadanía”.
“El Gobierno de Rajoy no cree en el municipalismo y no quiere que la gente pueda ver que existen dos modelos de gestión muy diferentes; por eso aprobó una ley que nos tiene amenazados a los consistorios en materia competencial y solo ha servido para generar ineficacia y paralizar expedientes”, dijo Benlloch.
Para el primer edil vila-realense, “es necesario derogar esta ley, que únicamente crea inseguridad jurídica, ineficacia y parálisis administrativa en un momento en el que hace más falta la prestación de servicios básicos, con un 30% de pobreza”.
Por su parte, Such advirtió que desde el actual Ejecutivo de la Generalitat están “combatiendo los efectos de esta legislación de Rajoy, de manera que el primer decreto ley que firmó el nuevo Gobierno autonómico fue precisamente para garantizar que los ayuntamientos pudieran seguir prestando los servicios a la ciudadanía”, argumentó.
E, incluso, el director general denunció que el propio Gobierno central “ha remitido una instrucción a los consistorios para decirles que incumplan la ley que ellos mismos aprobaron, porque ahora reconocen que es imposible llevarla a cabo/TOMADO DIARIO EL MEDITERRANEO/NOVIEMBRE 21 DE 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PERIÓDICO REGIONAL

Los 42.918 habitantes de los 43 pueblos más remotos tendrán por primera vez transporte público La Conselleria de Obras Públicas da a con...